jueves, 26 de junio de 2008

Regla de las 24 horas / Regla de las 72 horas

Aunque diferentes bookies puedan tener a su vez diferentes reglas, existe una especie de consenso bastante extendido sobre como proceder para el caso de suspensión de eventos. Leer las reglas es una tarea bastante tediosa, por varias razones. Para empezar suelen estar bastante escondidas dentro del site, como la letra pequeña en un contrato, ya que hay cosas que vienen en las reglas que no interesa mucho que no se lean, tales como "los errores flagrantes se pueden voidear unilateralmente por el bookie en cualquier momento" o "las apuestas ambiguas están sujetas a la interpretación del bookie", etcétera. Pero es que además las traducciones al español suelen estar regular, que es lo que pasa cuando el traductor en cuestión no está en absoluto familiarizado con lo que es una apuesta, caso que sorprendentemente es más común de lo que se piensa. Así que para explicar las 2 reglas en cuestión no voy a hacer ningún copia y pega y realizaré mi versión libre sobre la filosofía de lo que significan ambas reglas.

Regla de las 24 horas.

Veinticuatro horas es el tiempo máximo que le concede el bookie al organismo regulador del deporte en cuestión para tomar decisiones que afecten al resultado de una apuesta celebrada (o interrumpida), después de su finalización u hora programada de comienzo, en el caso de no haberse disputado. Estamos hablando de descalificaciones de participantes o de fijar un resultado dado, distinto o no del producido en el partido. Cuando esto sucede, los apuestas que ya habían sido pagadas se anulan y se vuelven a corregir con los nuevos resultados oficiales.

Ejemplos: descalificar a un ciclista por dar positivo en un control, descalificar a un atleta por empujar a otro corredor durante la carrera, descalificar a un coche de Fórmula1 porque la distancia del chasis al suelo era menor que la reglamentaria, descalificar a un equipo de natación por relevos por realizar un relevo antes de que se produjese la llegada del nadador anterior, validar una canasta de un partido de baloncesto que se produce dentro del tiempo legal de partido, etcétera.

Todas estas correcciones se realizan a posteriori y cambian los resultados estrictamente deportivos. De esta forma la regla de las 24 horas protege al apostador hasta cierto punto, ya que es conocida la afición de algunos bookies por cambiar sólo parte de las apuestas para beneficio suyo. De hecho, hay una regla de Bwin que aun resulta tenebrosa: "derecho a retener las apuestas en las que el deportista ha infringido las reglas del deporte" (traducido: si hay doping y queremos, nos quedamos con todo el dinero).

No obstante hay que matizar que en los deportes de carreras, en los que las descalificaciones son muy habituales, se suele incluir una regla adicional en los deportes particulares en las que no se acepta ningún resultado posterior a la entrega de premios (el podium), si la hubiese. Esta regla fue añadida ex-profeso para combatir particularmente las descalificaciones por "hematocrito alto" del ciclismo, que se producía y produce en un periodo del orden de las 24 horas.



Regla de las 72 horas.

Tres días tras la finalización de un evento interrumpido (suspensión) o no comenzado es el tiempo máximo máximo que se establece para que se pueda reanudar y las apuestas se consideren válidas. Esta regla está pensada para la suspensión de encuentros debidos a causas de fuerza mayor en el lugar de celebración del evento, normalmente relativas a la meteorología.

Hay que añadir numerosas matizaciones. Por lo general cuando se cambia la sede del evento pueden anularse o no las apuestas, en cada deporte suele ser diferente, aunque por lo general las apuestas se mantienen cuando el cambio de sede es significativo para las apuestas, con predisposición a mantener dichas apuestas ante la duda. En deportes de equipo, cuando el campo es neutral se mantienen siempre, cuando uno de los equipos actúa como local el asunto se complica. En tenis se suelen mantener aunque haya cambio de pista que incluya hasta un cambio de superficie, aunque depende del bookie. En esquí, en cambio, no se permite un cambio de pista ni aunque sea dentro de la misma estación. Curioso...

Otra matización se produce en el tenis. Es sabido que los horarios del tenis, especialmente en hierba, la superficie más resbaladiza, sufren abundantes variaciones. El horario de comienzo de un evento es un ente flexible, ya que no están determinados, al producirse el comienzo del partido tras la conclusión del partido anterior, que tiene una duración sin determinar. Lo más interesante es que en tenis es muy habitual que un partido se suspenda varias veces a causa de la lluvia, y en esos casos no se considera que el plazo de 3 días para terminar un partido se produzca desde el momento de la primera suspensión (algo que en algunas reglas se omite o se redacta de forma confusa), sino desde el momento de la última suspensión. De esta forma el plazo se puede alargar y eso posibilita que no haya que anular las apuestas en casos como el partido Nadal-Soderling del año pasado en Wimbledon, partido memorable debido a que fue el primero en el que un tenista imitó a Nadal públicamente.



El objetivo de la regla no es suspender por suspender y meterle prisa a los jugadores por acabar. Nuevamente, el objetivo primero de la regla de las 72 horas es proteger al apostador. Existen eventos que podrían quedar en suspenso por un tiempo indefinido y el bookie podría tener la tentación de mantener las apuestas congeladas durante este tiempo. Imaginemos que apostamos por el próximo campeón del mundo de ajedrez (Anand-Kramnik) y se suspende el duelo por imposibilidad de alcanzar la bolsa que se prometió a los jugadores. Podría pasar un año o más hasta que se reanudase y no sería correcto que el bookie retuviese el dinero de las apuestas hasta su determinación, un dinero que se devalúa continuamente, pero que al bookie le estaría proporcionando un rendimiento del 10%, que es el rendimiento estándar a bajo riesgo de las inversiones empresariales.

3 comentarios:

Un fan dijo...

Petición de un fan: queremos ver el pantallazo de toda la pasta que has palmao con tu lay a España. :-) VIVA ESPAÑA COJONES! QUÉ GRANDE!!

Anónimo dijo...

Comentar las apuestas a toro pasado, como mínimo, no es muy "ético" más aún cuando todos sabemos que layear a Torres Pichichi y España Campeona eran buenas apuestas incluso estando @7.

No había un solo indicio que nos hiciera pensar lo contrario, todo estaba en contra, el nivel del juego desplegado en general y en los últimos amistosos en particular, la historia, el cuadro de cruces, etc..

Pero como siempre en cualquier apuesta salta la sorpresa incluso a cuotas 1,01.

En este caso una excelente sorpresa para todo el país, después de 44 años... CAMPEONES DE EUROPA !!!!!!

Y Raúl en la Moraleja acostándose sin cenar por la derrota de Alemania.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Me sorprendió que nadie haya ido a entrevistar a Raúl a ver que dice. El Follonero por ejemplo podía ir.