sábado, 19 de abril de 2008

Ventajas y desventajas de los martingales: Elevado riesgo de Ruina (4/7).

Esta entrada es recurrente a esta otra que publiqué hace exactamente un mes. A grandes rasgos, en dicha entrada se definía el concepto de ruina como aquella situación de nuestro bank en la que por haberse reducido escesivamente, nos es imposible continuar con nuestra estrategia por falta de liquidez. Igualmente, en dicha entrada explicaba que aunque existe una literatura muy abundante sobre el tema (la palabra Ruin Risk aparece repetidas veces en libros de nuestra bibliografía temática), tanto Jones como yo creemos que es un problema secundario. ¿Secundario perderlo todo? Bien. No es eso exactamente. Sólo que es un problema de soluciones más simples que en los problemas de maximizar rendimientos (u optimizarlos).

En el martingale el riesgo de ruina es elevadísimo. El crecimiento exponencial de las apuestas posibilita que una mala racha pueda terminar muy rápidamente con todo nuestro capital. Esto es una desventaja, claro. Pongamos un ejemplo.

Jugador juega a un juego justo de cara o cruz. Practica martingale clásico con un riego inicial del 1% de su bank. En cada fallo dobla, a cada acierto vuelve a la apuesta inicial ganando la serie.

El martingale clásico es una de las variantes más agresivas de estrategia de tipo martingale. Con las condiciones del ejemplo, 6 fallos consecutivos conducen a la ruina ya que no se tiene suficiente capital para continuar con la estrategia (47% del bank inicial, cuando haría falta el 63% del bank inicial para realizar la siguiente apuesta). Esta racha consecutiva de fallos se dará en 1 de cada 64 series, así que si el jugador jugase una serie cada día se arruinaría de forma promediada en un par de meses. Luego es necesario tomar una serie de medidas para paliar esto. En un caso así se proponen 2 medidas principales:

  • Establecer Lay to Lose (LTL): esto es proponer un límite de pérdida máxima para considerar la serie como perdida que sea inferior al drawdown que nos provoque la ruina total. Este tipo de procesos esta automatizado en algunos sistemas martingale de cancelación. No me quiero extender mucho en este asunto, ya que como ya explique en cierta ocasión, este tipo de variantes del martingale complicadas solo tienen como objeto aumentar la opacidad ante los casinos. Como de momento las casas de apuestas son menos mafiosos y policiales que los casinos no le veo gran utilidad. Eso sí, colocare un ejemplo de sistema de cancelación que aparece en una web bastante honesta sobre casinos virtuales, en cuanto no intentan engañar deliveradamente al lector:

"En un sistema de cancelación empiezas escribiendo en un papel una serie de números. El total de esos números es el objetivo de ganancias de la secuencia. Un ejemplo fácil seria 1, 1, 1, que suma 3. En una mesa de $/€5, esto te daría un total de $/€15. Cada apuesta es la suma de los números de los extremos de la serie. (En este caso seria 1+1, ó 2) Si ganas, tachas un número de cada extremo, luego apuestas el total de los 2 números siguientes.


Por otro lado, si pierdes, apunta el número de unidades que acabas de apostar al final de la secuencia, luego apuesta la suma de los nuevos números de los extremos. Como el sistema Martingale más arriba, no se necesita perder muchas veces seguidas para que se llegue al máximo de la mesa, lo que garantiza perdidas finales.


Los sistemas pueden ser divertidos para probar, pero no van a cambiar la ventaja de la banca, ni te convertirán mágicamente en un jugador de ruleta ganador. Las progresiones de apuestas no funcionan de esa manera."


  • Diversificar, teoría del Portfolio: En general este consejo es útil (y casi obligatorio) para cualquier sistema de apuestas, pero más para un sistema en el que el aumento del riesgo es rápido, porque su objetivo es precisamente la disminución del riesgo.
Este tema dará que hablar en el futuro, porque ojeando un poco la web he observado a varios autodidactas que discrepan de la aplicación de la diversificación en la Bolsa, seguramente porque no se han parado a pensar dos veces su verdadero significado.

De forma colateral, diversificar puede conseguir proteger de operaciones concretas (apuestas) o de riesgos de insolvencia de las compañías con las que operamos, pero el primer objetivo de una estructura de Portfolios (tradúzcase como carteras) es proteger la estrategia en sí, reducir el aumento del riesgo de dicha estrategia.

En este caso, es evidente a simple vista que si por ejemplo dividimos nuestra cartera en cuatro partes y aplicamos de forma separada martingale en cada una de ellas, en el momento que alcancemos el estado de Ruina en una de las partes, los beneficios de las otras partes ayudarán a compensar dicho drawdown. Así, cuantas más veces dividamos nuestro total, más reduciremos el riesgo. Y tantas veces lo debemos de hacer como nos resulte cómoda la operativa con cada una de las partes. Un número de carteras estándar para las apuestas podríamos considerarlo entre 4 y 10; que cada cartera sea en una cuenta de casa de apuestas diferente hasta puede resultarnos útil para nuestra contabilidad personal y para aprovechar la variación de cuotas entre bookies. La recomendación de carteras de la teoría oficial pensada hacia la Bolsa de Valores es superior, no en vano existe una gran correlación debida a la coyuntura bursátil que aumenta el riesgo, por no nombrar el riesgo inherente en la negociación de futuros y derivados.

PD: Antes de que anónimos y trolls colgueis vuestros comentarios, para no autocomentarme como dicen, me anticipo con las respuestas estandar.


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Como diría su admirado Orangután Bolivariano, "Vayase largo al cipote con los martingales de las pelotas"

CUQUERO dijo...

En cuanto a la diversificación en varias carteras correpondientes a nuestras cuentas en varias bookies, ¿una manera de decidir el porcentaje concreto de cada cartera sería la categoría de cada bookie?
Por ejemplo, 40% Betfair, 30% Pinnacle y el resto dividido en 3 o 4 bookies que sean buenas en los deportes que tocamos mas habitualmente y que sean fiables.

Y otra pregunta. ¿Tiene sentido la diversificación mas allá de Pinnacle y Betfair si solo tocamos futbol y baloncesto? Vale que teniendo algo en otras casas podemos jugar con las diferencias de cuotas entre las bookies, pero si en 90% de los casos las mejores cuotas las tienen estas dos casas, ¿compensa tener dinero parado en otras casas?

Saludos

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Pinnacle y Betfair tienen buenas cuotas sí, pero también tienen limitaciones, sobre todo de límites en ciertos mercados. En baloncesto en Pinnacle, en muchas ligas, se puede meter cantidades reducidas solo. Por lo general las casas con más margen tienen más manga ancha y ofrecen más posibilidades: lives, especiales de jugadores, etc...

Cuando las bookies tienen diferente opinión sobre un partido el margen ni importa tanto. Es decir, de un 1,95 de baloncesto de Pinaccle a un 1,90 de otra casa eso es insignificante, es medio punto de un partido de baloncesto... Nada. Y en los handicaps vemos horquillas de 2 puntos muy frecuentemente. Por lo tanto sí tiene sentido.

También hay más casas con márgenes reducidos que no pongo. Muy recomendable es 5Dimes por ejemplo, aunque yo nunca me he tirado por ahí, pero más que nada porque toco muy poquito los deportes americanos, por no hablar de las asiáticas, que tienen su peligro, eso sí.

Diversificar en varias casas ayuda, sobre todo para los que son muy vagos y no quieren tirar de excel.

CUQUERO dijo...

En cuanto a la forma de distribuir el dinero en varias cuentas, ¿que criterio se debería seguir?
Se me ocurre el que te comentado antes de calidad y fiabilidad de las bookies o que el porcentaje se defina solo con el paso del tiempo viendo donde jugamos mas y donde nos va mejor.

Saludos y gracias por responder tan rápido.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Los Portfolios deberían de tener partes aproximadamente iguales, yo creo, siendo para cuentas de apuestas.

Si fuesen inversiones más heterogéneas, aquellas carteras con menor riesgo deberían ser mayores. Por ejemplo, si somos un inversor que diversifica en Bolsa y Plazo Fijo las proporciones deberían ser 20-80 o 30-70 a lo sumo.

cuquero dijo...

Disculpa por monopolizar los comentarios, pero como novato en estas lides muchas cosas me suenan a chino.
En una contestación anterior hablas que una diferencia de cuota en un handicap de 1'95 a 1'90 equivale a medio punto de baloncesto. ¿Eso significa que si fuera de 1'85 equivaldría a un punto y así sucesivamente? ¿Y en futbol?
En definitiva, ¿hay una especie de tablas de equivalencia entre cuotas y goles, puntos,... en cada deporte o son apreciaciones de cada tipster después de observar el comportamiento de cada bookie durante el tiempo?

En cuanto a los portfolios, tras partir de varios mas o menos iguales, si con el tiempo unos nos dan mas yield que otros ¿no sería recomendable aumentar el peso de esas cuentas en detrimento de las que nos hacen ganar menos o incluso perder?

Saludos

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Se ve de forma más intuitiva en Bet365 con los teasers que es lo que varía la cuota moviendo puntos, aunque la que te dan es más baja ya que le meten más margen.

Y no, no compensa tener el dinero parado. Si le explicas a tu bookie que quieres varias cuentas a tu nombre, renunciando a los bonos eso sí, yo creo que podrían acceder.

Anja Ander dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.