sábado, 2 de febrero de 2008

El incauto tramposo


El paralelismo entre las apuestas y la magia es continuo. Tenemos por ejemplo "la magia de Anja Ander". Pero tenemos también verdaderos profesionales del ilusionismo, y los retrato en mi blog de esta forma. En primer lugar tengo que manifestar que me parece 100% que existan reglas en los bookies que les permitan corrigir ciertos errores en las apuestas, bien debidos a modelos matemáticos o a errores humanos en la escritura, ya que hay que reconocer que el que ofrece una apuesta está mucho más expuesto que el que la acepta. Está en sus reglas y todos lo aceptamos cuando empezamos a operar con una casa. Lo que no es de recibo es que se quiera convalidar a ese tipo de errores los que comete un oddsmaker por impericia al poner precio (y no por torpeza al teclear). En su día ya dedique una serie a Bwin, pero he empezado a pensar que había sido un poco injusto con ellos. Es cierto que la peor fama es la suya, pero en la actualidad yo y mucha otra gente pensamos que los verdaderos artistas del ilusionismo son los chicos de Bet365.

El truco de hoy se denomina "El incauto tramposo" y fue inventado por Pepe Carroll. Pepe Carroll fue un muy conocido mago y showman de televisión. Murió en 2004 con 45 años, solo, malogrado y deprimido por problemas personales y profesionales. Como mago obtuvo a finales de los ochenta premios internacionales, como ser campeón y subcampeón del mundo de Cartomagia. Como showman todos recordarán su programa "Genio y Figura" donde entre otros debutaban en televisión Chiquito de la Calzada, Paz Padilla o Felipe Segundo. Es un juego de apuestas, en el que el mago propone una apuesta en una situación relativamente sencilla, pero las cosas no son tan claritas como se muestran muchas veces. Recomiendo ver el video antes de proseguir con la lectura de la entrada. El truco en cuestión es el siguiente:



¿Cómo la hace? No se sabe. Es magia. En los buenos trucos de magia no es posible encontrar el motivo del truco salvo que el interesado lo desvele. No obstante de alguna forma, la casa londinense ha descubierto el secreto de la magia de Carroll y lo aplica a sus propios juegos, en las apuestas en vivo (Betting in running), que es lo más parecido que existe en un bookie a la magia de cerca. El oddsmaker y el jugador uno frente al otro, al mismo tiempo, y con una resolución rápida de las apuestas.

La primera vez que escuché a alguien mencionar estas habilidades de Bet365 fue en Noviembre del año pasado. Dicho usuario se quejaba de que en un partido de ACB en directo, él había apostado al over/under y ganado, pero en el boleto de apuestas aparecía la apuesta contraria a la ideada (llamaremos la que el usuario en realidad quería hacer como "la distinta"), y dada obviamente como perdedora. A todos nos ha pasado eso alguna vez y casi siempre pensamos que ha sido error nuestro, en el fragor de la batalla, confundir el over con el under al hacer click con el ratón. En cambió el debería estar muy convencido cuando envió varios emails a la ayuda de la casa. Lo cierto es que por miedo a represalias se ha negado a facilitarme el contenido de las respuestas de Bet365 o el pantallazo de su apuesta. Se entiende esta medida, ya que hay que suponer que los ingresos que obtiene este apostador de esa casa son grandes en comparación a su mensualidad.

La segunda vez que escuché esto le sucedió a otro jugador, que apostó al under en un partido de NHL, concretamente en el encuentro entre Claveland y Buffalo. Dicho apostante lo estaba viendo por la tele, cuando de repente empezó a nevar copiosemente, pese a lo cual Bet365 no reaccionó. Con la nieve los corredores avanzan con más sigilo, caen de culo y resbalan. Por lo que son partidos de bajísima anotación. Concretamente la linea era de 34,5 ptos. Fue ligeramente corregida a 26 (otros bookies tenían ya 20 puntos). Pero el resultado final fue aun más escueto: 8-0, la anotación más baja de estos equipos en toda la temporada. La sopresa vino al revisar las apuestas, al comprobar que Bet365 se demoraba en exceso en su pago... Nuevamente, la "distinta" era la que hubiese ganado.


Tras estos comentarios, me decidí a experimentar por mi mismo los lives de Bet365. Aunque no soy muy amigo de los lives, tenía que comprobarlo... Y no pasaron muchos días cuando tuve mi primera experiencia de este tipo. En Navidades, el/los responsables de baloncesto de Bet365 se fueron de vacaciones y su lugar, modelos en mano, fue ocupado por suplentes. Esto produjo varios desajustes, como el no ofrecer ni un solo partido en directo en un martes de Euroliga o no manejar el modelo con total soltura. Concretamente, en un partido de baloncesto que estaba siguiendo Bet365 no estaba afinando con los totales, ofreciendo en todo momento 3-4 puntos por encima de las lineas que yo estimaba según el propio modelo de este bookie, que usa un algoritmo muy sencillo basado en tres variables: el tiempo jugado, los puntos anotados y la linea de puntos inicial, más un ajuste manual en el último cuarto para mitigar el defecto de las faltas provocadas del final. Pienso que el operario de ese live activo ese ajuste sistemáticamente, sin necesidad, con demasiada agresividad y cuando aun quedaba muchísimo tiempo para la finalización del partido. Por lo que aposté repetidamente por el UNDER en momentos puntuales de los 2 partidos de la madrugada del día 27 de diciembre: Pinstons-Nets (FT: 92-91, =182) y Bulls-Spurs (FT: 94-79, =173). Mi sorpresa es mayuscula cuando veo... MAGIC!! La "distinta" gana en dos de las cuatro apuestas.



Dos cambiazos el mismo día creo que no concuerda con la posibilidad de que la culpa de estos sucesos sea del usuario y ajena al bookie, sino más bien lo contrario. Casualmente todos las apuestas cambiadas habrían resultado ganadores y ninguna apuesta perdedora fue casualmente corregida erroneamente. Por lo que, pensando mal, en aquel momento pensaba que el truco del episodio mágico era el siguiente. El empleado que lleva las apuestas en directo la caga y pierde dinero. Se cabrea y antes de corregir las apuestas del partido, le da la vuelta a las apuestas de 3 o 4 clientes indeseables para maquillar el resultado y pista. ¡Qué se yo! tal vez ese empleado trabaje a comisión... Alguna vez lei que alguien en los servicios de atención al cliente (en Bwin creo) explicaba al consumidor que no era posible cambiar los boletos de apuestas una vez hechos por ninguna de las partes, que eran como un centollo (relativo a la posibilidad de "cambiazos"). Bien. Es mentira gorda esto. Se puede cambiar todo, y cuando digo todo es TODO, excepto la cantidad de dinero, el código de la apuesta y la fecha de realización de la apuesta. El que tal vez no lo pueda cambiar es el chico de atención al cliente claro (que casi siempre es sudamericano y cobra poco), pero porque no le dejan, no porque no se pueda.

El caso es que mi teoría, como con los trucos de magia, se desmontó poco después. Contumaz, a pesar de los cambiazos, seguí testeando el live de Bet365 en otros deportes y nuevamente me encontré con un tercer acto de ilusionismo, pero esta vez aun más mágico. Balonmano. No había rastro de la "distinta", no ya al acabar el partido. ¡¡Sino un minuto después de realizarse la apuesta!! Pude darme cuenta ya que iba revisando una a una cada apuesta realizada en mi historial cada vez. Afortunadamente las lineas no habían cambiado en absoluto desde la realización de mi apuesta "cambiada" y pude apostar en la dirección contraria (perdiendo un 7% de margen eso sí, a la salud del bookie). Casualidad o no, otra vez... una vez más, la "distinta" (suplantada por la marcada con el círculo rojo) era la apuesta ganadora. Después de esto, mi tesis es que la magia de Bet365 era un problema automático, que estoy seguro que ellos mismos conocían y probablemente hayan solucionado ya (o no).


Concretamente la apuesta era el under de los goles marcados por el Viborg contra Slagelsea. El equipo de Anja Andersen, que tiene a Cecile Levanger, la mejor portera del mundo, y una de las mejores defensas de europa,llegó a disponer de handicap +9,5 a su favor en las apuestas en algún momento durante la primera parte. Pero en una increible remontada, lograron imponerse a domicilio al gran favorito al campeonato, el Viborg de Bojana Popovic (@1,10 a ganador de liga), por un increible 28-30, tras dejarlas en menos de 10 goles en el segundo tiempo. La cohesión de la magia de Anja Andersen y el ilusionismo de Bet365 son el colofón final de esta ilustrativa entrada de hoy. Y en estas situaciones sólo es posible actuar como hizo ella...


36 comentarios:

El incauto lector dijo...

Todas las apuestas que se realizan en las casas quedan registradas porque lo exige la ley, y eso incluye los cambios a posteriori si es que se han producido.

Sólo tienes que acudir al IBAS para reclamar si es que realmente tienes razón, pero eso no da para una entrada de tu blog.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Acudir al IBAS es una perdida de tiempo.

el incauto lector dijo...

Te lo repito: los sistemas informáticos de las casas británicas están testados de acuerdo a las leyes británicas que son bastante estrictas en materia de juego. Todo queda registrado. Lo que comentas en esta entrada de tu blog es absurdo.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Creo que hablas sin conocimiento de causa, así que te ruego que midas tus palabras. Si dices que mi entrada es absurda estás llamando estúpidas a tres personas muy experimentadas en el mundo de las apuestas. Y me refiero MUY experimentadas. Si por ejemplo tu fueses country manager de Bet365 o algo así, 2 de las personas a las que me refiero estarían más experimentadas que tú. Así que no insultes a mi inteligencia ni a la de mis lectores.

Una cosa es que el sistema registre lo que sea, que no lo dudo, y otra que cualquier reclamación pueda prosperar ante un organismo que no depende del gobierno, que no tiene capacidad para investigar ni sancionar nada, ni para poner multas. Y que está formado por 5 personas, que indirectamente son asalaridos de las bookies. El IBAS manda cartitas a las bookies, muchas no reciben ninguna reclamación durante meses por esa vía y en las respuestas de las bookies no se adjunta ninguna información de esa que tu hablas de discos duros y de info grabada. Es una memez.

Un saludo.

el incauto lector dijo...

Con entradas como ésta lo que demuestras es que no tienes ni idea, y tus amigos los "country manager" lo mismo.

Una casa de apuestas puede tomar decisiones injustas como de hecho ocurre, pero lo que tú dices es una estafa que quedaría registrada en sus sistemas, al final saldría alguna reclamación y les cazarían.

Usa el sentido común hombre.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Pregunta por ahi, a ver la reputacion de bet365. A ver que te dicen...

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

De todas formas, en unas semanas, para que te quedes mas a gusto sacare el especial de Bet365 sobre Eurovisión, donde se demuestra que existe un medio más eficaz que el IBAS para defender los derechos de los apostantes. Y de paso también mostrará el respeto de los empleados de Bet365 por la normativa. Y para que quede claro, ninguno de mis "amigos" son countrys managers, eso te lo sacas tú de la manga, como muchas otras cosas en las que se nota que disparas a bulto en tu interés por defender a Bet365 y por desacreditarme a mí.

Un saludo.

PD: Y no te molestes en postear más que tu opinión ha quedado muy clara. Y no quisiera monopolizar los comentarios de esta muy interesante entrada con una discusión estúpida con un incauto interlocutor que no se identifica.

el incauto lector dijo...

Yo he sido el primero en reconocer que las casas hacen de las suyas. De ahí a admitir que están realizando una estafa sistemática que queda perfectamente registrada y que es demostrable en una reclamación, hay un paso que mi sentido común me impide dar. Las casas no son tan tontas.

Cuando me refería a tus amigos como "country manager" puse las comillas para señalar que no me refería a su cargo literal, sino al nivel de experiencia que tú dices que tienen.

Saludos y adiós.

Anónimo dijo...

Interesante discusión, pero tengo que darle la razón a Anja. No me creo que esto le haya pasado a 3 personas diferentes y que haya sido fallo de ellos. ¿Qué explicación podría haber?

No sé en este caso, pero Bet365 hace cosas raras en los lives. Recuerdo en un foro que se hablo sobre una estafa con los corners.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

NO ES DEMOSTRABLE EN UNA RECLAMACIÓN.

Si lo fuese, hubiese reclamado.

angel dijo...

¿Qué significa "los sistemas informáticos de las casas británicas están testados"?

¿De qué forma un organismo puede evitar que los registros sean modificados a posteriori?

La única forma de comprobación es qie permitan mirar el código fuente de los programas que usan y eso seguro que no ocurren.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Una apuesta con un bookie por Internet no es un contrato. Se basa en un acuerdo entre la buena fe entre las partes. Pensemos un poco. Realizamos una transacción de dinero y no recibimos ninguna prueba de ello. La única es la información registrada en nuestra cuenta, que puede ser modificada sobre la marcha porque les damos permiso para ello en la aceptación de las reglas. No es denunciable, ni demostrable. Es la palabra de uno contra la del otro. Muy gorda tiene que ser la tropelía...

Otra cosa muy diferente pasa con las apuestas que se realizan de forma presencial, donde te sellan tu recibo manucrito y eso SÍ es un contrato para los efectos y echarte para atrás una apuesta, aunque haya habido un error, es dificilísimo.

Sobre el IBAS, he mirado en la página web y me equivoqué. No son 5 personas. Son exactamente SEIS. Y muy independientes no pueden ser ya que no viven del aire, viven del dinero que le cobran a las bookies. No tienen capacidad sancionadora, sólo pueden "echar" a la bookie y ponerla en lista negra. Claro que si echan a todas las bookies, a ver quién le paga los euros de rigor a los SEIS trabajadores del IBAS...

Sobre el comentario de Ángel, OF COURSE que no miran el sistema de nada. Funciona así. El IBAS manda una carta al bookie del tipo: "¿Oye porqué le habeis dado perdedora la apuesta a este tío?". El bookie responde "Na, porque las opciones estaban al reves y aplicamos nuestra regla 29.b". El contenido, más o menos formal sigue estos patrones. Y el IBAS dice "OK. Gracias. Informamos al reclamante. Cheers"

cauto analfabeto dijo...

Gran entrada y mejor discusión... No entiendo como después de un acto de investigación irreprochable por parte de Anja, en defensa de los múltiples damnificados en un cierto tipo de malas artes producidas sobre varias personas y posteriormente sobre él mismo terminan siendo defendidas por un claramente intencionado lector, que en pro de desavenencias personales o defensa de una bookie en cuestión, intenta explicarnos que todo es mentira.. "menuda imaginación Anja, cuanto trabajo en photoshop y que mala baba tienes con bet365, que te habrán hecho los pobres, si son como monjitas que reparten dinero..."

djalminha dijo...

Es lógico que la empresa trate de defender sus intereses, pero sería digno realmente si se identificaran y aportaran pruebas objetivas como hace Anja.

En Euskadi funciona así dijo...

No sé qué pensar. Mirad lo que dice el REGLAMENTO DE APUESTAS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE EUSKADI, artículo 8 párrafo 2. BOPV 17 de mayo de 2005.

"La Unidad Central de Apuestas estará concebida de forma que se pueda comprobar en cualquier momento las operaciones de apuestas y sus resultados. Asimismo, la Unidad Central no permitirá la modificación de las operaciones registradas".

Digo yo que si el Gobierno Vasco obliga a las empresas a las que concede licencia a tener una Unidad Central en la que todo queda registrado y no puede ser borrado, ¿cómo no van a tener algo parecido en UK que están décadas por delante en materia de apuestas?

Y me parece muy raro que Anja y sus amigos hayam descubierto algo así y en UK que hay muchísimos más apostantes, y de mucha más experiencia que ellos (dicho con todos los respetos) nadie se haya dado cuenta y no se comente en ningún foro.

cauto analfabeto dijo...

También pone en la constitución española que todo españolito tiene derecho a una vivienda digna.. del dicho al hecho hay un trecho.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Voy a puntualizar varias cosas.

Como dice el anterior comentario, de la legislación a la realidad media un abismo. Nadie revuelve la mierda por cuatro duros. Ni en la vida real, ni en las apuestas. Por mucho dinero tal vez hasta se meta en la cárcel a Davidenko. Yo que sé.

Lo del registro... En fin Serafín. Os acordais cómo se hizo el conato de pucherazo de Eurovision??? No ha pasado tanto. Fue la misma casa y sólo afecto a clientes españoles. Y con TODA la seguridad el registro (si hay, que habrá...) estaría limpio como una patena.

Yo no acuso a nadie.

Hechos. Tres clientes honrados (doy fe) y seis apuestas a over/under en las que se corrige una cosa diferente de lo que se quería apostar en el plazo de un mes. Todas las opciones pardedoras casualmente. El caso contrario no se da. Alguien por favor que de una explicación a esto que sea razonable y que dejen de hacer el troll y colgar bobadas que no aportan nada, ni causan gracia a nadie. No me gustaría llegar al punto de tener que administrar las comentarios entrantes, pero si se me obliga lo haré. Otros blogger me han dicho que cuando se crece hasta cierto punto es inevitable tener que hacerlo.

Como pongo en la entrada tenía varias tesis y ninguna me acaba de cuadrar del todo. Sinceramente uno de los objetivos de la entrada era intentar comprobar que había más casos. Lamentablemente, tampoco tengo una audiencia tan grande como para corroborar lo contrario.

Sobre Euskadi... Bueno. Ya sabemos todos que es el primer mundo, que se le va a hacer, pero tampoco hace falta alardear de eso todos los días creo yo, que el resto del país también tiene derecho a malvivir.

Un poco de mesura dijo...

Una cosa es el historial de apuestas y otra el registro central. La casa puede alterar la primera, pero quedarían huellas en el segundo.

Ninguna crítica hacia ninguna casa de apuestas inglesa, en toda su historia, se ha basado en la idea de que la casa altere el registro central de las apuestas, porque eso es absolutamente imposible dada la legislación inglesa. La casa no puede hacer eso, los sistemas están testados técnicamente para que eso sea literalmente imposible, precisamente porque dejaría a una de las partes (el apostante) en una situación de indefensión absoluta.

Le buscas tres pies al gato.

Yo no digo que no seas honrado, digo que te equivocas y no quieres reconocerlo. Alguna explicación tendrán los casos que has narrado, pero has ido a plantear la que es no ya improbable, sino imposible.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Parece que tenemos a Don Erre que Erre en el blog. A ver. Sólo contesta a esto y luego ya te callas y no escribes mas. ¿Conoces el caso bet365 y Eurovision? SI o NO

yo otra vez dijo...

Sí, conozco el caso de Eurovisión. La casa puede cambiar las cuotas en determinados casos, lo pone en su reglamento. Si hace un uso abusivo de la norma, para eso están las reclamaciones, como ocurrió (y por cierto dieron la razón a los usuarios).

Si te han cambiado el over/under, como tú dices, debes saber que tanto tu apuesta original como el posterior cambio de línea han quedado registrados. Ante una reclamación tienes todas las de ganar y eso es lo que deberías hacer en lugar de plantear hipótesis descabelladas.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

No, amigo. Lo de Eurovisión no fue así. Y Bet365 no dio la razón a nadie. Pagó como acto "de buena voluntad".

Respecto al IBAS, ¿conoces alguna reclamación de alguien que se haya resuelto satisfactoriamente? Aunque sólo sea un caso... ¿Lo conocoes?

yo otra vez dijo...

El caso de Eurovisión fue algo excepcional y lo sabes, no puedes utilizarlo a favor del que ahora planteas.

Las reclamaciones empiezan en la misma casa de apuestas, y a partir de ahí ya se verá si necesitas llegar a otros organismos. Tú ni siquiera has reclamado, cuando hay muchos ejemplos de reclamaciones que han salido adelante.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Las reclamaciones que salen adelante son las que arbitra la propia casa de apuestas, cuando un evento ha sido corregido erróneamente de forma muy evidente. Que no tiene nada que ver con las milongas que has contado de los organismos que defienden al consumidor y del contrato y demás niños muertos.

Dubliner dijo...

Totalmente de acuerdo con esta entrada de Anja. A mí me cambiaron un under por un over en bet365, y al principio se me quedó cara de tonto, pensando vaya gilipollas que soy, metí la gamba. Pero ahora veo que no soy el único al que le ha pasado, y me parecería mucha casualidad que todos nos confundiéramos.
En cuanto a si una casa de apuestas puede cambiar o no una apuesta, por supuesto que puede, y además es sencillísimo, y no hablo por hablar.
Respecto al IBAS, alguno se cree que un inspector de dicho organismo va bookmaker por bookmaker metiéndose en los sistemas informáticos para ver qué se ha hecho o dejado de hacer? Por supuesto que no, la comunicación IBAS-bookmaker es mediante email, y a lo sumo, mediante teléfono, y ahí se queda todo, y aquí también sé lo que me digo.
Que no hemos nacido ayer...

Anónimo dijo...

¿Nadie mira los videos? Porque el de la zumbada que retira al equipo del campo despues de que le saquen la roja es cojonudo. A mí me gustan más los videos que las entradas.

Anónimo dijo...

La verdad es que en el caso de Bet365 no puedo opinar porque no tengo ni idea, pero en PaddyPower puedo asegurar que tienen a algún traductor algo corto que confunde pares con impares, no sé si podría ser lo mismo.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

No creo que sea lo mismo, porque sólo un retrasado apuesta a par o impar. Así que no es el caso.

djalminha dijo...

(OFFTOPIC) Yo también soy totalmente contrario a apostar a par/impar. Nunca realicé una apuesta de ese tipo, pero si te paras a pensar cual es la probabilidad de salir par o impar es del 50% cada una.
Es como jugar a la tragaperras podría decirse.
Pero lo cierto es que en muchas ocasiones realizamos apuestas que estadisticamente hablando están muy por debajo de ese 50%.
O nosotros consideramos que tienen una probabilidad de un 90% de salir y fracasan.
Mientras tanto, la probabilidad del par/impar se mantiene "casi siempre " constante rondando el 50 por cien.
A la larga te va a dar lo mismo que te quite, pero no deja de ser curiosa esa apreciacion.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

ya es cierto... pero al menos en cualquier otra apuesta tienes la posibilidad de tener buenas opciones. En el par/impar estás muerto 100%. La mejor opción es no jugar siempre y sin duda, excepto en tal vez voleibol.

Anónimo dijo...

Cuando me des una razón para que en fútbol americano a principio de un partido una de las opciones se pague a 2.10 entonces podrás llamarme retrasado.

Cuquero dijo...

Podrías explicar un poco mas el modelo del que hablas para fijar el under/over y que está basado en el tiempo, los puntos y la linea inicial.
La linea inicial supongo que estará basada en la estadistica con un ligero ajuste por bajas,...

Lo que no tengo nada claro es en que se basan las bookies para fijar el handicap que iguala las cuotas de los dos equipos. ¿Se basan en las cuotas sin handicap?

Saludos.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Ahí me aprietas... No domino el futbol americano. Tal vez el responsable del desaguisado estaba muy ocupado eruptando entre pizza y pizza... Si me dieses el dato del partido exacto a lo mejor me ayudabas a comprender la situación mejor... Voy a investigarlo de cualquier forma.

No obstante ojo con meter a cuotas que puedan ser un error evidente del tío que lleva la apuesta en inrunning, porque la mayoría de casas tienen la norma de que estos errores se voidean, pero hay otras que tienen la norma de que cuando el error es MUY evidente (cosas como un handicap con el signo cambiado o un 11,85 que debería ser un 1,85 se corrigen al precio correcto, siempre que este se pueda determinar de forma razonada (con un modelo por ejemplo). No me hagas mucho caso, pero creo que Paddy está en el segundo bloque. Échale una ojeada a las normas por curiosidad. Así que ojo con hacer all-ins. Algún día tengo que sacar una estrada sobre esto, que en el argot se denomina despectivamente ser un "doggy".

Sobre lo del modelo de Bet365, Cuquero, no te lo tomes a mal, pero hay cosas que se tienen que quedar en secreto de sumario. No puedo revelar cosas que me sean útiles o que me puedan perjudicar. Espero que entiendas esto. Yo creo que con lo que he dicho, un lector listo ya tiene que oler por donde van los tiros más o menos.

geranio dijo...

"que casi siempre es sudamericano y cobran poco" ????????

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Lo siento Geranio si te sientes ofendido por ese comentario, pero refleja la realidad de lo que pasa. Existe dumping laboral en esos servicios.

En países "nada racistas" como Gran Bretaña, el chico que te limpia las manos después de ir a mear es de raza negra en el 99% de los pubs.

Anónimo dijo...

La apuesta la pagaron así que error en la cuota no creo que fuera y la única razón por la que puedo entenderlo es que el partido se preveía igualado y en caso de empate se va a muerte súbita y lo normal en ese caso es que el resultado acaba siendo impar. La apuesta era precisamente a impar por lo que no tenía sentido esa cuota, pero cuando voy a mirar en el historial poco antes de acabar el partido veo que en realidad había apostado a par.

Como la apuesta resultó ganadora no me moleste en reclamar...

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Pues la explicación del posible partido igualado y del desempate me parece convincente. No creo que fuese cagada del oddsmaker. Seguramente numeros enmano haya muchos impares, aunque yo de fútbol americano sé lo justito. En el voley sucede algo parecido. El par está muy favorecido porque ante la igualdad hay que ganar por dos de diferencia.

Respecto a lo otro, al perecer me confirman tus sospechas. Los traductores no estuvieron muy entonados para variar e intercambiaron en el sistema la traducción de par e impar para todos los partidos y obviamente esto sólo afectaba a clientes españoles. Hasta que un cliente español no ganó un par/impar y reclamó no se subsanó el error.

Es terriblemente afortunado que se te pase un error en un bookie. Para esto tiene que suceder que nadie apueste en la otra opción (porque luego se reclama claro...) y otra cosa que tiene que pasar es que la cantidad de dinero que se gane no sea significativa en la apuesta. Y aun así, por la naturaleza de tu caso concreto hubiese colado...