jueves, 10 de enero de 2008

La Falacia de la infalibilidad del martingale

Antes de destripar los rudimentos de los martingales, y en la línea del post anterior, quisiera volver a insistir en el aspecto de que ningún sistema en sí mismo tiene valor y que sólo ejerce de catalizador de nuestras apuestas (hacer que ganemos o perdamos más o menos rápido nuestro dinero). Un sistema bueno nunca nos podrá hacer ganar dinero con apuestas malas (apuestas de expectativa negativa, es decir, aquellas que lo esperado es que el retorno sea más pequeño que la cantidad apostada). Lo contrario sí que es posible, que un sistema malo nos haga perder dinero a pesar de hacer apuestas buenas, principalmente por culpa de los efectos ya comentados del overbetting.

Y lo hago porque existen multitud de páginas webs en las que se invita a los visitantes a visitar a un casino virtual y a practicar un método con el que es imposible perder (martingale). Una de los sitios en el que vi anunciado este tipo de publicidad fue en la web de Torbe. Ignoro si en la actualidad sigue publicitando este tipo de negocios, ya que nunca accedo a páginas de "pseudocontenidos" (never, never, never). En cualquier caso, públicamente le pediría un poco más de responsabilidad con los contenidos engañosos. Un ejemplo de página TIMO es el siguiente. Existen juegos a los que es posible ganar si se es suficientemente hábil, como el blackjack con una baraja, el póquer o las apuestas deportivas. Y existen otros donde NO es posible ganar, salvo mejor opinión, como en un casino on-line o en un bingo, porque son juegos perfectos de expectativa negativa, por lo que a la larga es IMPOSIBLE ganar, independientemente del sistema que se aplique. No me enrollo más y os dejo en enlace que representa la opinión que defiendo. Publicidad, sí, pero honesta.



De todas formas, no sólo los ingenuos y los pececitos confían en la bondad de los martingales. La teoría matemática de los martingales es inmensa y muy muy farragosa. A mí me cuesta horrores seguir sus razonamientos, que da para libros enteros dedicados únicamente al tema, por lo que no voy a martirizar con esta parte del asunto. Cuenta la wiki precisamente que el introductor de la parte teórica de los martingales fue Paul Pierre Levy (1986-1971) y que su ánimo fue precisamente demostrar la no validez del método para los juegos (entiendo que quería referirse a los juegos de la época, los juegos de casino, que tenían espectativa negativa).

Sin embargo mucha gente sigue pensando, y gente no neófita en la materia, que para que el Martingale sea rentable basta con tener unos fondos suficientemente grandes. La base de este pensamiento es que es imposible fallar apuestas indefinidamente. Y esto es cierto. Pero en realidad, esto se trata de una indeterminación ya que también se cumple que para cualquier cantidad finita de dinero existiría una racha de errores suficientemente larga que conduciría al jugador a la ruina. Por tanto, desde el punto de vista filosófico, tan imposible es tener infinitos errores, como lo es tener infinito dinero.

Me gustaría meterme en materia acto seguido y terminar rápidamente con los Martingales. Me va a llevar seis o siete entradas, pero en la actualidad no dispongo del tiempo suficiente por mis obligaciones profesionales para prepararlas de forma sesuda y rápida con la dedicación que se merecen, y además podría ser hasta contraproducente, ya que algún lector podría acabar asqueado y aburrido de los contenidos monocromos (o monocómicos, como los dos primeros comentarios a la entrada anterior... ¿alguien los entiende?), por lo que iré intercalando entre medias algún artículo que me sea más rápido de publicar para que el blog se sigo actualizando razonablemente bien, digamos al menos unas 2-3 veces a la semana. Y en respuesta a un amigo (el malogrado y difunto Timotee) que me dijo en su día que los Martingales es el Jurásico de los sistemas de gestión, le respondería que no existe ningún libro de Money Management que no dedique uno o dos capítulos al tema. Y además yo tengo una opinión propia sobre el tema y soy de los escépticos. Escépticos quiere decir del que no creo que sean del todo inservibles, eso sí, tienen un campo muy reducido de aplicación, por los motivos que se explicarán en su momento.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Te refieres al Timothee de forobet?
¿cómo que difunto?

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Cuenta la leyenda que un día se fue a Argentina a hacer turismo sexual... y YA NO VOLVIÓ!!!!

Anónimo dijo...

Joder, turismo sexual, vaya panda de puteros estais todos hechos.

raf1estrape dijo...

Efectivamente la Martingala es el sistema que te asegura perder: Muchos casinos online hacen su promoción ofreciendo este sistema paara limpiar rápidamente a los clientes.
La Martingala o Martingale es un sistema muy antiguo y pese a que no funciona, se sigue utilizando. Debe ser porque es muy sencillo.
Hay muchos métodos para hacer apuestas y gestionar el dinero, pero antes hay que aprender un poco cómo funciona este mundillo.
A mí me gusta la forma que proponen, basada en en Criterio de Kelly, en esta página.
Criterio de Kelly
saludos