miércoles, 14 de noviembre de 2007

Arturo Gatti "The Thunder" y la trilogía contra Ward

Recientemente se ha retirado de la práctica activa del boxeo profesional el canadiense, adoptado por Nueva Orleans, Arturo Gatti "The Thunder" (el Trueno). Estamos hablando sin duda del boxeador mejor cotizado por la televisión en relación a su categoría como boxeador de clase mundial y, por ende, auno de los boxeadores más carismáticos de los últimos 50 años.

La clave del éxito de Gatti no fue su record de victorias-derrotas, que es relativamente discreto, en el que apreciamos que fue fácilmente derrotado por los dos grandes campeones contra los que se enfrentó (De la Hoya y Floyd Mayweather Jr.) y también lo fue por otros buenos boxeadores, pero que no pasarán a la historia, como Manfredy o Ivan Robinson. Lo que sí fue si señal de identidad fue su estilo agresivo y valiente, estilo Rocky, que es lo que más le gusta a los aficionados norteamericanos. Auténtico guerrero, auténtico gladiador, no como se autocalifican otros sin serlo (F.M.). Así lo reconoció la crítica, ya que sus combates fueron repetidamente nominados a Fight of the Year por la revista Ring Magazine.

Se puede tener una defensa buena, ya sea con la esquiva de Mayweather o de Whitaker, o con la guardia prevista para si es necesario cubrir todas las partes vulnerables con un muro de brazos y guantes. Y también se puede no tener defensa ni guardia, ofrecer constantemente el mentón y acudir voluntariamente al intercambio de golpes. Esto se opone radicalmente al concepto de boxeo como deporte: pegar sin que te peguen, recortar el ring y desplazarte grácilmente. Sin embargo, la ausencia de guardia ha sido la carta de presentación de Gatti hasta su retirada. Y nunca cambio su estilo, ni siquiera en sus últimos años, cuando perdió facultades físicas y su resistencia fue destrozada por los certeros golpes de Mayweather y por la contumacia del argentino Carlos Baldomir.

De las 3 veces que se le concedió el galardón de la mejor pelea del año, dos de ellas coincidieron con dos de sus combates contra el irlandés Micky Ward. Estamos ante un caso insólito en el boxeo. Dos boxeadores sin título en juego, de los cuales la parte irlandesa tenía un historial muy pobre, con 11 derrotas acumuladas. A pesar de lo cual, los combates generaron una enorme expectación y unas bolsas importantes, debido a la forma en la que se desarrollaron las peleas. 30 asaltos, que parecieron mucho más que eso; y también, no está de más decirlo, debido al fairplay y la caballerosidad que presentaron los dos deportistas, sin un mal gesto ni una mala mirada, a pesar de la agresividad que derrocharon las contiendas. A continuación presento los momentos finales de cada una de las peleas, que en algunos casos coinciden con el momento cumbre de cada encuentro.

Arturo Gatti - Micky Ward I (mayo 2002)



El primer combate entre Gatti y Ward, Gatti era claro favorito. Más joven y con un historial razonablemente bueno, venia de recuperarse de su primer gran combate con De la Hoya, en el que pierde por KO en el 5º. Durante la pelea Gatti consiguió liderar las puntuaciones hasta el final, pero en el último instante Ward logró que el canadiense hincase la rodilla y esto pudo hacer dar la vuelta a las cartulinas, en las que se impuso Ward por una ajustada decisión dividida.

Arturo Gatti - Micky Ward II (noviembre 2002)



Gatti se presentó mucho mejor preparado a la revancha, y se impuso claramente desde el principio
. Sus movimientos fueron más rápidos esta vez y la superioridad sobre Ward se mostró indudable. Tras esta pelea y la amplia ventaja por puntos con la que se decidió, muchos pensaron que el propio estilo de Gatti había sido su principal enemigo en el primer duelo, al conceder oportunidades innecesarias al boxeador europeo.

Arturo Gatti - Micky Ward III ("rubber match", junio 2003)



Nuevamente un combate dramático. En el cuarto asalto, Gatti se fractura la mano derecha, algo que se hace palpable por su esquina en el descanso entre el 4º y el 5º, a pesar de lo cual deciden proseguir la lucha. Comentar que su entrenador siempre fue el prestigioso Buddy McGirt, que también asistió a Tyson en sus últimos combates. Sin embargo, las cosas parecieron torcerse para Ward en el sexto, en el que sufre un corte. Sin embargo se sobrepone a este incidente y consigue derribar a Gatti al final de dicho asalto. En el séptimo Gatti sufre un corte en el ojo y consciente de su situación desventajosa, comienza a atacar de forma agresiva con su mano lesionada, lo que le vale a Gatti para obtener finalmente la victoria por decisión unánime (96-93, 96-93 y 97-92). Este combate fue el último de Micky Ward.

4 comentarios:

Papihitman dijo...

No tira el ultimo video!

Mario Alberto dijo...

Bien, yo tuve la suerte de ver estos combates, en el extinto programa dedicado al boxeo, Via Box, cuando las dos plataformas digitales de la epoca no se habían fusionado aun, y que decir tiene que Gatti era puro corazón, no exento de talento, siempre le falto un escalón para poder mirar de tu a tu en el ring al gran De la Hoya de ese momento y al pujante Mayweather(que por cierto no creo lo tenga facil este diciembre ante Hutton), pero la verdad es que no hace falta ser norteamericano, porque a mi que no me considero un purista de esto me encantaba su estilo, es un "a ver quien tiene mas testiculina" que al fin y al cabo es por lo pagas la entrada o pierdes horas de sueño delante del televisor. Por cierto enhorabuena a Castillejo, para el que viese el combate, espero sintiese la misma emocion que yo y para el que no pudo, fue realmente bonito y duro, a ver si traemos una gran noche a vistalegre, la cubierta o el palacio de los deportes y la televisión apuesta un poco mas por el noble arte.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Mayweather ha aceptado esta combate con Hatton porque sabe que le va a destrozar. 119-109 es mi apuesta para ese combate

Anónimo dijo...

Por cierto, que le das al Vargas Mayorga de esta noche, yo veo que el gordito Vargas va a ganar...