domingo, 9 de septiembre de 2007

Características de un tenista líder

El deporte, como cualquier ciencia, como cualquier conocimiento, experimenta un proceso de mejora continua con el paso de los años. No sólo existe un incremento de las posibilidades físicas de los deportistas, como consecuencia de los avances médicos, la selección natural y la mejor calidad de vida global, sino que en el aspecto técnico-táctico también se da una evolución evidente. Evidente es en el ajedrez, donde el material documental de las partidas jugadas y la bibliografía de los grandes campeones forjan el acervo de las nuevas generaciones. También puede serlo en fútbol o balonmano, deportes en los que el concepto de grupo y las habilidades defensivas han ido ganando importancia. Sólo hay que revisar el estilo tacaño de los entrenadores más laureados del momento: Fabio Capello, José Mourinho y Rafa Benítez y compararlo con el bagaje de los que apostaron por filosofías románticas (Aragonés, Valdano, Cruyff y otros).

En tenis, el aumento del nivel ha sido brutal. Si alguien piensa que las leyendas del pasado, de la época de las raquetas de madera, podrían ser competitivos actualmente se le podría calificar de iluso. ¿Alguien duda que Federer podría destrozar a Sampras en cualquier superficie? Tampoco creo que Arantxa o Chang, lanzando globos desde el fondo de la pista, pudiesen aspirar actualmente a ganar ni un solo gran slam. Cualquier gran jugador que no ha podido progresar ha perdido su plaza. Roddick y Hewitt pueden ser los ejemplos más evidentes en hombres; y Serena y Martina Hingins, otrora indiscutibles dominadoras del circuito WTA, se ven incapaces de recuperar su lugar ante la abundante competencia de otras muchas y muy jóvenes oponentes.

Sin embargo, contrariamente a esta mejora de la práctica del juego, esto no se ve acompañado del reconocimiento del público general. El espectador medio no tiene sensibilidad suficiente para distinguir la mejora del nivel, y por consiguiente del espectáculo, y le da más valor a factores emocionales. Un gran campeón no se mide contra la perfección, sino contra sus rivales contemporáneos. Pero no basta con ganar, existen muchos otros elementos o condiciones que pueden hacer de un deportista un líder, lo mismo que puedes hacer de una persona alguien capaz de liderar grupos de personas. Al líder se le quiere o al líder se le respeta. Ambas cosas pueden funcionar. Para un deportista puede ser muy interesante poder ser líder, lo que puede repercutir muy positivamente en sus ingresos complementarios (publicidad), que para alguno pueden ser ingresos principales. Y nadie puede aspirar a ser un verdadero líder sin tener alguna o todas estas cualidades:

a) Tener una gran valía profesional demostrada: En el mundo empresarial este factor se ve reflejado en el currículum. En un deportista se podría cuantificar en el tamaño de su sala de trofeos. Esta es la única explicación para que dos jugadores tan aburridos como Pet Sampras y Roger Federer hayan conseguido un reconocimiento de este calibre. El caso más sangrante si cabe es el del helvético, porque con su inmensa fortuna, lo menos que se le podría pedir es que su entrenador fuese un Hammond del tenis, su representante el Briatore de turno y que coimo novia tuviese a poco menos que Miss Universo. Sin embargo, los tres papeles se los ha adjudicado la misma persona, una ex tenista eslovaca, Miroslava Vavrinec, cuya valía en todos los campos mencionados es más que discutible.

b) Buena imagen, o lo que es lo mismo, ser guap@. Hay multitud de casos, aunque la mayoría de ellos se han dado en el tenis femenino. Ahí es fácil detectarlos porque la competencia en ese aspecto suele ser bastante limitada, ya que el exceso de testosterona favorece las capacidades tenísticas, lo mismo que embrutece las posibilidades estéticas. En los 70-80 el paradigma de este estilo fue Chris Evert, más tarde la argentina Gabriela Sabatini, que sin ganar prácticamente nada consiguió aparecer para la opinión pública como número 2 mundial durante un tiempo. Y ya en nuestros tiempos, la palma se la lleva Ana Kournikova, pareja de Enrique Iglesias, pija y modelo, cuya mayor peculiaridad es ser rubia, de tez muy morena y sudar mucho. Con la rusa prácticamente apartada de cualquier escenario, la sensación actualmente es la serbia Anita Ivanovic, una chica muy alta, pero con indudables condiciones de "lolita". Aunque tampoco se puede dejar de mencionar a otra rubia rusa, con menos pelo eso sí: María Sharapova.



c) Carácter innovador, cretividad. Como en el tenis están todos los golpes inventados, la forma de innovar se transmite en la forma de ser, y esta peculiaridad se transmite a la forma de vestir. En general cualquier modificación del estándar suele ser para peor, pero esto no funciona del mismo modo para todo el mundo. Andre Agassi triunfó a finales de los 80 con su larga melena, su espíritu roquero y sus ropajes estridentes y llenos de colorines, acordes con el estilo popero de la época. Si a eso unimos su estilo tenístico agresivo, que le hacía superar unas limitaciones físicas muy evidentes con respecto al resto de rivales de la élite, el resultado sólo puede ser el de una persona admirada y querida. En la otra cara de la moneda encontramos a Rafa Nadal, que habla mal inglés, que va vestido como un corsario del siglo XVII y que tiene una musculatura privilegiada. Su carácter es más agresivo que su tenis, que es defensivo, como buen jugador de tierra que es.



d) Empatía. O lo que es lo mismo, ser simpático. Probablemente el ejemplo actual más exacerbado es el de Novak Djokovic. Un jugador completísimo y muy joven (generación del 87), con una inteligencia notable. Esa ventaja la transfiere a la inteligencia táctica con la que juega sus partidos y a su agudo sentido del humor. Tal vez hoy pueda pasar por la piedra a Fedex (al menos eso he aventurado en mi pick para Soloapuestas), y eso gracias a la estrategia de abusar de pelotas dirigidas hacia el revés del número uno, táctica que empezó a utilizar Nadal y que sólo pueden aplicar aquellos tenistas que sean capaces de controlar mucho la dirección de la pelota y cometer pocos errores no forzados. Novak es el perfecto ejemplo de cómo el deporte evoluciona gracias a la absorción de las tácticas de los jugadores de élite, como escribía al principio del artículo. Pero ya puestos a imitar a Nadal, ya se le puede imitar en más cosas...



Digno de un mimo profesional. Grande Novak Djokovic.

7 comentarios:

djalminha dijo...

Ahora resulta que eres Neodarwinista. Eso teoría de la evolución mediante selección natural, aunque en parte es cierta, esta un poco pasada de moda.... (no es por nada, pero suena un poco a genocidio y raza superior , xD).
Pd: Djokovic es un tenista precoz... pero no tanto, es de la generación del 87, y no del 97....

Mario Alberto dijo...

Cierto es que como todo buen balcan es realmente inteligente, ¿cuanto tardariamos en aprender yugoslavo?¿y él español?¿4 meses?
El problema es que Fedex ya se dejo mojar la oreja en Montreal por salir con la torrija mental en 1 y 3 set. Mucho tiene que jugar para ganar al Suizo. Por cierto las tonterías lo unico que denotan es que tiene menos carisma que un tenedor de madera, y debe hacer el tonto para destacar un poco. Le quedan aun algunos platos de lentejas.

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Gracias por la corrección.

Respecto a Djokovic, no veo a casi nadie que esté apoyando su victoria a @5 y me sorprende. No se si habeis visto los 3 ultimos partidos y las semis y la final de Canadá... pero el juego de Djoko está siendo bastante impresionante.

Fedex dio muestras de debilidad ayer. Tuvo muchos problemas para mantener el servicio y si Davidenko no está tan mediatizado (tiene una tradición con Fedex que es dejarse el break de vuelta una y otra vez) no sé que pasaría.

Djoko es superinteligente. (en la pista). Con Nadal en Winbledon cojeaba para desconcentrarle. A Fedex le busca el revés sistemáticamente. A Mónaco, como es un pichabrava, le botaba la bola 18-19 veces en el saque. No le falta un verano, creeme. Es un tipo muy vivo.

Mario Alberto dijo...

Hace unas 3 horas Powell ha destrozado el record del mundo de 100m (9.74), creo que sería bonito una entrada, sobre la presión en el deporte.¿Quien es mejor quien tiene las medallas o los records?¿Como afecta la presión al nivel competitivo?¿Cual es el perfil del deportista que se desmorana en grandes citas?¿y el que se crece?¿Debemos tener en cuenta este factor en nuestras apuestas?

Clay-courter dijo...

Djokovic ha tenido 5 bolas de set en el primero, 2 en el segundo, y ha palmado 3-0.
Esto es un Grand Slam, definitivamente a Djoko le falta un hervor. Eso si, veremos quien acaba numero 2 el año que viene...

Anja Ander: anjaander@gmail.com dijo...

Honestamente, leo los comentarios que se escriben en Soloapuestas y supongo que la gente estaba medio dormida ayer de noche.

Mi apuesta de 38 juegos hubiese entrado si Djoko aprovecha una de sus 5 bolas de sets con servicio en el primero, otra de sus 2 del segundo o si rompe a Fedex con 0-40 en el quinto juego del 3º. También hubiese entrado (como mínimo void) si se simplemente mantiene su servicio para 5-5 en el tercero, paro lo que también disponía de 40-30.

En lo extrictamente tenístico, el partido no tuvo nada que ver con el Fedex-Davidenko. Djoko superó a Fedex en los dos primeros sets, aunque no jugó nada bien los tie breaks. Gran parte de culpa de esto lo tuvo "el ojo del alcón". Todas las bolas una y otra vez favorecieron a Fedex (3 o 4 de ellas por milímetros). Eso, junto a las oportunidades perdidas, hubieran sacado del partido a cualquiera. No obstante Djoko aguantó, más o menos.

Fedex sólo jugó a gran nivel los últimos 3 o 4 juegos del partido. Aunque me seguirá repateando ver a la gorda de su novia aplaudir los fallos del contrario desde la grada.

En mi opinión, no sólo es milagroso que Fedex haya ganado 3-0, sino que tras ver el partido me mantengo en que actualmente el tenis de Djoko es superior, aunque tiene tal vez un punto de irregularidad.

djalminha dijo...

Actualmente djokovic no es superior a Federer. Objetivamente , para estar a su nivel debería haber ganado unos cuantos Grand Slam y demás ATP esta temporada.Vale que en enfrentamientos individuales dé la cara e incluso le gana de pascuas en ramos, como en Montreal, pero lo que vale es la continuidad y el "saber hacer" en las grandes citas....
Djokovic será número uno en unos años, pero aún debe madurar algunos aspectos. Esta experiencia la obtendrá sin duda a base de perder partidos importantes ante el mejor tenista del planeta , como ayer.
El marcador de 3 sets a cero, no es justo, pero de momento ahí estriba la diferencia.En los momentos importantes FEDEX , no suele fallar.