miércoles, 30 de mayo de 2007

Mentalidades débiles

Estos días se celebra el segundo Grand Slam de la temporada: Roland Garros. Por sus especiales características probablemente sea uno de los 2 o 3 eventos que más dinero mueve en Betfair en todo el año. Me refiero a:
  • La gran cobertura televisiva. Eurosport da en directo las jornadas enteras, en otros países como España hay al menos un partido diario televisado en abierto.
  • La proximidad del torneo a los mayores clientes de Betfair, lo que les puede permitir montar operaciones de tipo logístico.
  • Muchos partidos en directo simultáneamente en las 20 pistas disponibles.
  • La superficie de juego, tierra batida (polvo de ladrillo), que provoca más roturas de servicio, puntos más largos y variaciones por el cansancio o las lesiones, que en el resto de superficies. Y en definitiva, para un buen trader, cuantas más oscilaciones del mercado mejor para sus intereses.
Las variaciones que se dan el mercado y concretamente en el tenis no tienen en cuenta solo el resultado. Es una mezcla de resultado y sentimiento, con una pizquita de especulación. Intentaré explicarme mejor con este ejemplo:

El jugador A tiene cuota @1,50 al comienzo del partido, que es al mejor de 3 sets.
Gana el primer set 4-6

Pierde el segundo set 6-4
Se podría esperar que la cuota de A fuese de nuevo @1,50 o superior dado que al dog le basta con ganar un único set y es más fácil sorprender a alguien una vez que hacerlo más veces. Pero si el jugador A ha mostrado suficiente solvencia en el segundo set podría ser incluso más favorito que al principio. El mercado es caprichoso y predecir lo que va a pasar con exactitud es complicado, no sólo en la pista, sino en la creencia de los apostantes.

Por eso para el trading en tenis una de las mejores técnicas suele ser layear contra sentimiento, una técnica popularizada por Galetti en España. El mercado ve el partido por televisión o hasta en directo, ve el livescore. El apostante tiene que buscar alguna ventaja con respecto al mercado. Esa puede ser conocer de antemano a los jugadores que “la pueden liar”, jugadores que sean irregulares. Un jugados que juega muy bien y está ganando fácil baja su cuota más de lo debido si ese jugador habitualmente sufre grandes periodos de distracción o relajación durante los partidos. No me gusta hacer determinadas aseveraciones sin demostrarlo con hechos, pero estoy pensando en nombres como Dementieva, Serena Williams, Patty Schneider, Gasquet, Monflis, Safin, Davidenko, Andreev, Youzhny y en general casi todos los rusos. En España también podríamos añadir a dos nombres muy destacados en esta lista de jugadores con mentalidad débil: Carlos Moyá (creo que tiene el record de mayor porcentaje de partidos jugados a 3 sets) y Anabel Medina, que es por el estilo.

Moyá ya la lió ayer. Tras apalizar (6-1) en el primer set a Seppi, un jugador en baja forma pero que no desenvuelve mal en tierra, su cuota cayó a @1,04 en lay. Hoy empezó su partido aplazado 0-4 en el 4º (momento que recoge la cotización máxima en el gráfico - hacer click encima para ampliar). En cosas de este tipo ya es un “delincuente habitual”. El año pasado sin ir más lejos, le dio cuerda a su amigo Fernando Vicente “el surfer”, al que le llego a tener con match point en el 3º, para terminar yendo al 5º set y pasarlo realmente mal. Hoy ha vuelto en otro plan y se ha ventilado al italiano con un rosco en el 5º y definitivo. Podemos apreciar que los mayores movimientos en este partido se producen en el 5º set, cuando algunos apostantes entienden que no hay vuelva atrás para Moyá. Personalmente no soy partidario de hacer este tipo de cosas en un 5º set, donde el margen de maniobra en muy pequeño.



Pero vayamos al caso Anabel Medina. Si Moyá venía de hacer semis en Hamburgo, la Medina le supera ya que recientemente ganó en Estrasburgo, imponiéndose a Mauresmo en la final y derrotando a la jugadora “on fire” en semifinales: Yelena Jankovic. Con este par de victorias ante jugadoras de clase mundial es natural que ante su rival de hoy (una desconocida Varvara Lepchenko, uzbeca, ranqueada en torno al 100 del mundo) Anabel fuese clara favorita. Si a eso añadimos que en el primer set Anabel masacra a su rival, el resultado es una cuota a @1,04 en el lay.

Sin embargo en el segundo set es incapaz de conservar su saque más que en una ocasión y tuvo una gran cantidad de errores no forzados (14), por los únicamente 2 cometidos en el primer set. Su afición por “darle emoción” a los partidos provoca una gran diferencia entre las estadísticas de cada set. Mientras el comportamiento de su rival es bastante homogéneo, Anabel comienza dando lo mejor de sí y cae en un bache en bache enorme en el segundo set, perdiéndolo. (Hacer click en las estadísticas para ampliar)


Ya la ha liado. Me da igual como acabe el partido. Se podría entender mejor pudiéramos observar el gráfico de la evolución de la cotización. Como se me extravió en el periodo de transcripción lo diré de palabra:

Set 1: la cuota sale a @1,15 en el live aproximadamente para bajar progresivamente hasta @1,03-1,04 (lay).

Set 2: tras ganar la uzbeca el primer juego, Anabel se pone 0-30. Entre este punto y el siguiente un lay a @1,05 aproximadamente barre la cotización. El beneficio potencial del lay fue 30.000 € aproximadamente, por lo que la cantidad arriesgada no llegó a 1.500 €. Aunque no es un tamaño de operación excesivamente grande (ni mucho menos), sí lo es para este partido, que se disputaba fuera de las pistas principales en las que existe circuito de televisión. Para hacerse una idea, el siguiente intercambio puntual más grande en este mercado fue del orden de los 5.000€. Me imagino que la barrida fue del lay y no del back porque uno siempre espera movimientos inteligentes por parte de los tiburones y no lo contrario.
Tras el break y su consolidación (0-3) hay una subida fuerte (hasta @1,25 aproximadamente) y según pasan los juegos la cuota llegó a subir a más de @1,40. Supongo que muchos apostantes se alarmaron viendo como caían los 5 primeros juegos, con 3 breaks incluidos, en alguno de los cuales Anabel cedió el juego en blanco.
Lo que pase a partir de aquí me da igual. Hay un aumento de 20 veces la cuota, suficiente para construir un “green book mejor o peor. Podemos considerar que Anabel ya la ha liado o que “casi” la lía. No se puede considerar que los que tuviesen su back a cuotas ínfimas estuviesen muy contentos.

Set 3: Primeros juegos muy nerviosos, todos ellos de 40-40, pero Anabel consigue golpear primero (3-1) y a partir de ahí, con algo de incertidumbre por momentos, saca el partido adelante.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaj muy bueno el video de moya. HASTA LUEGO LUCASSSS. Hay que tener huevos pa decirlo delante del Sampras. Y los italianos son la ostia. "Le ha dado un saludo a lucas" ajajaja Con las melenas que llevaba Moya igual se pensaron que era gay o algo juas

Rivo dijo...

Hola Anja, felicidades por el blog y la vidilla que le das casi diariamente...
Ahora al grano :P.

Los tenistas inestables "mentalmente":
Es cierto que se puede hacer un resumen o una recogida de datos para conocer qué jugadores sufren rachas de juego a lo largo del partido, durante una temporada, un mes, mes si mes no o en torneos menores... Pero me parece hilar muy fino barrer con un lay en cierto momento del partido y que a partir de ahi la cuota empiece a subir como la espuma...De no ser que lo pactes con el/la tenista, claro...Incluso el momento en el que debes vender luego...Vendes a @1.11, @1.2 esperas a @1.4 o confias en que tu lay @1.05 resulte ganador (me refiero a tu ejemplo de anabel...)
Creo que es algo impredecible, mas en un deporte individualisimo como el tenis.

En cuanto a lo de "apostar contra sentimiento" me parece muy interesante lo que planteas y lleno de razon. Uno de los values mas importantes que se pueden encontrar es cuando el mercado presupone un colchon...es decir uno de los 2 tenistas coge una ventaja como puede ser un 0-40 o un break 1-2 y su servicio para el 2-3...Es aqui cuando el mercado se siente seguro backeando al aventajado y comienza a comprar back de forma casi impulsiva y en masa, esto hace que la cuota baje mas de lo que deberia. Y es que se tiene el concepto "mental" de que un partido "igualado" es un punto tu y otro yo o juegosaque juegosaque, y cuando este equilibrio se rompe todo el mundo quiere entrar con el que va ganando...

Un saludo
Rivo

Anja Ander dijo...

Si no lo hiciesen siempre, yo también pensaría que estaba pactado!!! LOL

De todas formas el Lay a Medina no fue un un momento casual, sino en una situación estratégica (0-1, 0-30 2º set). Por mi esperiencia un 0-30 en tierra es especialmente peligroso.

Cuando salir?? Tradear o comerselo?? Galetti solía aguantar hasta el final. Yo creo que es un error. Al menos en tierra. Pienso que hay que intentar estar siempre que se pueda en verde. Casi siempre hay nuevas oportunidades que si estas en rojo no puedes tomar porque asumirías más riesgo del recomendable.

Da igual que creas que el mercado se equivoca. Hay que ir con él. Es como pescar. Tiras, recoges, tiras, recoges.

Pero tampoco me atrevo a dar muchos consejos a este respecto porque el trading no es mi especialidad, tengo que reconocer.

zanpak^^ dijo...

Moya favorito... SIEMPRE LAY xD buen articulo... en algunas cosas de acuerdo con rivo, muy complicado lo de saber si vender en el mejor momento, totalmente impredecible. Un saludo.