martes, 29 de mayo de 2007

África empieza en Gibraltar (Historia de un ¿fixed?)


Cuando llega el final de temporada en las ligas de los diferentes deportes, el bookie enciende el pilotito amarillo. Es tiempo de fixeds (tongo). Aunque a veces el resultado es consecuencia de la diferente motivación entre los 2 equipos, en muchas ocasiones sí existe un acuerdo entre los participantes de la apuesta. El acuerdo puede ser económico, por amistad o por el “hoy por ti mañana por mí” (que también puede ser “hoy por ti, ayer por mí”). Europa del Este es el paraíso del fixed. Gamebookers, que es un bookie serio que no se siente cómodo navegando en aguas turbulentas, limita a la liga de fútbol rumana en 100 € de ganancia máxima para cualquier usuario. Aunque este límite tal vez no le parezca excesivo a un rumano medio cuyo sueldo apenas está 2 o 3 veces por encima de esa cifra. Los rumores son continuados y no siempre ciertos. A veces los maletines se pierden, las partes se arrepienten sobre la marcha o simplemente el rumor fue falso, un bulo. Kelly sabía del peligro del fixed cuando ideó su sistema, que recordemos que sirvió inicialmente para los fixeds de carreras de caballos transmitidas por radio entre las 2 costas de USA. Se podrían encontrar muchos ejemplos de fixeds, pero aprovechando que está de actualidad comentaré lo que sucedió el pasado fin de semana.

Jugaban dos equipos canarios entre sí: Pájara Playas de Jandía (Fuerteventura) y Lanzarote, más concretamente equipos representante de dos islas vecinas pertenecientes a la misma provincia: Las Palmas, con lo que ni siquiera existía la posibilidad de la típica rivalidad entre palmenses y tinerfeños. (Hacer click en la imagen para ampliar)


El equipo local necesitaba (y le era suficiente) la victoria para eludir la promoción de descenso a Tercera División. En esa tesitura los bookies colocaron una cuota de salida de @1,65 aunque la masiva entrada de dinero movió la línea a @1,40. Tengo que decir que sospechosamente las bookies se tomaron su tiempo para retirar el partido. Evidentemente algunas casas se sienten más a gusto que otras moviéndose en estos territorios cienagosos.

Cuando dos equipos vecinos se enfrentan, mandar al otro a la categoría inferior no es un plato de mucho agrado para nadie, y menos si juegas fuera de casa, donde desaparece el factor “vergüenza torera” (o miedo a hacer el ridículo delante de tu propia afición). A pesar de que el entrenador visitante Paco Gutiérrez había avisado en las vísperas de que "no iban a Jandía de turismo", poca gente pensó que esta amenaza fuese a cumplirse. Los canarios es un pueblo cómodo, de costumbres tropicales, de hombres gordos, bajos y muy morenos y mujeres altas, esbeltas, complacientes y de senos pequeños. Suelen votar a Coalición Canaria y precisamente eso se esperaba de este partido: una fiesta nacionalista en el día de reflexión previo a las elecciones autonómicas y municipales.

La tarde del sábado, a las 17 horas canaria, comenzó el duelo.

PÁJARA PLAYAS: Alberto; Aday , Garrido, Paco, Raúl, Nenu, Iván, Héctor, Thomas, Toño y Adrián.
LANZAROTE: Merino; Jorge, Manu, Juanma, Eliqui, Rivas, Aaron, Fredy, Fabiani, Meca y Moyano.

Durante la primera parte el Pájara empujó, nunca mejor dicho, aunque con poco acierto. Lanzarote, en mejor forma durante la segunda vuelta, empezó a dominar la situación en el centro del campo, aunque su llegada al área contraria se limitó a tiros desde muy lejos. Al descanso, las radios empiezan a funcionar y se anuncian resultados poco propicios para el Pájara. Sólo vale la victoria ya. Posiblemente eso condicionó el cambio en la actitud de ambos equipos tras la reanudación.

A poco del comienzo de la segunda mitad entró en escena por primera vez nuestro “héroe”: Raúl Iván Fabián Bosio, conocido deportivamente como Fabiani. Si hace unos días le hubiesen preguntado a alguien quién es el personaje más odiado de las apuestas en España podríamos obtener diversas respuestas: el aprendiz de moderador que baneó a Thor, el directivo de Paddy, el “envidiado” asesor deportivo o su acólito tipster de balonmano. Sin embargo nadie hubiese mencionado a Fabiani, un muchacho de 22 años, cuyo único pecado era ser una “maquina de meter goles” y ser espigado como un tallo (1,98), una altura más propia de otros deportes. Sin embargo, por el momento, el delantero centro de Lanzarote no parecía muy interesado en marcar goles y marró una oportunidad clamorosa a puerta vacía. Un periódico canario definió la ocasión en estos términos:

“Pero llegó Santa Claus al Benito Alonso de La Pared. Fabián se plantó en el área del Playas y tras superar a Alberto y con la meta vacía levantó la cabeza, miró hacía atrás como si de un ciclista se tratará y esperó a la llegada de Paco Sánchez para que su amistoso disparo lo rechazará el de Pájara.”

Con tan “mala suerte” que en el contraataque que siguió a dicha jugada, Rafa Belda, exjugador de Marino y Sporting, que había salido al poco de reanudarse el choque, logró anotar el 1-0, aparentemente un resultado que satisfacía las aspiraciones de ambos contendientes. Así lo entendieron los jugadores (o casi todos) ya que el partido cambió completamente. De una aparente normalidad se pasó a un juego lento de pases en el centro del campo y sin que ningún equipo presionase al otro.

“A partir de estos momentos el Playas se dedicó a tocar el esférico, con el beneplácito del Lanzarote, intentando dormir el choque y esperando otro regalo para sentenciar el choque. Así se llegó a estar diez minutos sin interrumpirse el juego.”

Diez minutos sin faltas, ni tiros a puerta, ni el grito de la afición, ningún ruido mayor que los cánticos imaginarios en el subconsciente de los jugadores: “¡que se besen, que se besen!”.
Sin embargo, cuando todo parecía visto para sentencia, en el minuto 2 del descuento, cuando no quedaba tiempo ni para respirar, Raúl Iván Fabián Bosio entró en acción, aprovechando el factor sorpresa, ante una defensa confiada en el pacto no escrito que se estaba dando de no agresión mutua. Es imposible describirlo mejor que como lo hace el cronista de La Provincia:

“Cuando todos celebraban la permanencia del Playas, Fabiani se quitó el disfraz de Santa Claus y anotó el tanto del empate ante la incredulidad de todos los presentes en el campo, incluido sus compañeros y entrenador. Nadie daba crédito a lo que estaba sucediendo, ni los propios aficionados del Lanzarote que se marcharon cabizbajos y maldiciendo a su jugador.”



Ningún jugador del Lanzarote acudió junto a su compañero a celebrar el gol, su alegría fue solitaria. Tampoco quedó tiempo para otra jugada, con un partido tan “limpio” en todos los sentidos, el descuento se cumplió prácticamente antes de reanudar. El Pájara Playas promociona. (hacer click en la clasificación para ampliar)

Fabiani no ha jugado muchos partidos completos en esta temporada, no es canario, y probablemente el año que viene no juegue en Canarias, ni como local, ni como visitante. Las malas lenguas dicen que Fabiani había apostado al 1-1, pero son solo eso, rumores, como cientos de rumores de fixed que aparecen cada año al llegar a mayo. De lo que no hay ninguna duda es que Fabiani se ha hecho acreedor de una de esas cestas de Navidad que mandan algunos bookies a aquellos que les hacen ganar mucho dinero.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

El comentario del final acojona un poco... ¿Qué has hablado con algún negro para que suba a arrancarle la cabeza al Fabiani?

Anónimo dijo...

Es indignante la apología contra el varón canario que predicas en tus comentarios, no viene a cuento que confundas a todo vecino del archipielago, con Caco Senante.

Deberías incidir más en la cultura all in que arruina a los neófitos en estos casos de "surebets flagrantes" y no hacer menosprecio de los pechos de una mujer por la autonomía donde resida.

PD: Viva la guagua y el mojo picón.

Tanausú dijo...

Godo tenias que ser, no sois mas ignorantes porque no entrenais...

Anónimo dijo...

Fuerteventura y Lanzarote pertenecen a la provincia de Las Palmas ( dónde hay una provincia llamada Gran Canaria? esa es la isla jajaja) Típica rivalidad entre Palmeros y Tinerfeños??? los de La Palma se llevan muy bien con ellos, si acaso los de Las Palmas (Gran Canaria para los de aquí) y Tenerife. Bueno no me extraña que pongas que África empieza en Gibraltar si no te sabes ni las provincias de tu país jajaja. Un saludo.

Anja Ander dijo...

Gracias por la corrección. He corregido lo de la provincia erronea.

El gentilicio de los habitantes de Las Palmas no sabía si corregirlo también porque palmero también tiene una acepción interesante.... Buenooooo, valeeeee. Corregido también.

:)

zanpak^^ dijo...

Lo de como son los hombres y las mujeres de canarias... xDDDDDDD Soy tinerfeño y te puedo asegurar que no, mas morenos que los peninsulares si que somos normalmente (no en mi caso) pero lo dicho... que no todos somos Caco Senante.. jajajajaja

Anónimo dijo...

el aprendiz de moderador que baneó a Thor, el directivo de Paddy, el “envidiado” asesor deportivo o su acólito tipster de balonmano

¿Tambien eres directivo de Paddy?

David dijo...

Si esto pasa en Italia le parten las piernas. Tenemos q aprender a tongear partidos.

Legium2k dijo...

Las mujeres canarias tienen los senos pequeños?? Jaja como se nota que no has estado por aqui...Saludos!!